Mitos sobre la lactancia materna

Durante los primeros 6 meses de vida de nuestros pequeños es muy importante alimentarlos con leche materna, pues para ninguna mamita es un secreto que este tiempo es de vital importancia para el desarrollo cognitivo, inmunológico y físico de nuestros bebés.

La organización mundial de la salud indica que hasta los 6 meses es recomendable alimentarlos exclusivamente con leche materna.

Este es un proceso del cuerpo, es un proceso hormonal y es diferente en todas las mujeres, por eso aquí hablaremos de esta etapa tan importante para nosotras y nuestros bebés, es importante que conozcas algunos de los mitos sobre la lactancia materna.

Dentro de todos los mitos sobre la lactancia materna, te nombraremos 3 que nos preocupan mucho a las mamás modernas:

1. Mamás que no producen suficiente leche: El bebé es quien controla la producción de leche de la mamita, lo que sucede es que a veces erramos en la posición del pecho y la manera en que el bebé toma el pezón. Corrigiendo estas falencias con la ayuda de algún especialista seguramente aumentarás la producción de leche.

2. Cuidados especiales en las dietas para evitar cólicos o gases: Si bien las mamitas debemos cuidar nuestra alimentación y hay comidas que pueden influir en el color y el sabor de la leche, nuestros bebés se adaptan fácilmente a esos cambios. Aun así, se recomienda consumir en menor cantidad comidas que contengan café, té o chocolate.

3. Tomar ciertos líquidos produce más leche: Además de que el bebé es el que controla esta producción, lo importante es estar bien hidratado, es importante tomar mínimo 12 vasos de agua diarios para no deshidratarse, incluso tomar jugos, caldos y sopas. Pero esta producción nunca va a estar determinada por la cantidad de malta o agua de panela que tomes, además recuerda que estas bebidas son altas en azúcar y lo que sí pueden lograr es un aumento significativo de tu peso.

La lactancia materna es algo que debemos tomar con mucha seriedad, es una etapa en la que además de alimentar a nuestros pequeños, darles protección y seguridad, definirá una relación muy cercana con los bebés, aun así es inevitable que esta etapa llegue a su fin, pero podemos continuar amamantando en menor número de tomas sin dejar la lactancia completamente.

Deja un comentario